Los tres nudos

La viga trabada del tejaban sería la que sostendría el jalón. Limpió con periódicos del piso de cemento el reguero de agua que le escurrió por las piernas, y que era también el inconfundible aviso de que la hora había llegado. Se desvistió y sólo dejo resbalar su reboso desde la cabeza a la cintura, el [...]

No

Estoy comiendo una paleta sabor a melón fabricada en corea. Los rayos del sol devoran mi piel. Mis pies están sobre la madera. Con el cabello me cubro medio rostro y las sombras de mi puño cubren las líneas que ahora escribo. El mundo, el mió, se ha venido cayendo a pedazos desde aquella noche [...]

La loca del tren

Un melodioso taconeo hizo eco en el pasillo. Zapatillas desgastadas color fuego anunciaban escandalosas su entrada al interior de la estación. Las medias de encaje carcomidas envolvían sus gruesos muslos y a lo largo del andén, las luces parecían alumbrar a la mujer como si desfilara sobre una pasarela de miserias humanas. Caminaba nerviosa, dubitativa, mirando [...]

Poetry on Busses 2017

De entre mas de 1500 poemas enviados, el mío fue uno de los seleccionados para la convocatoria "YOUR BODY OF WATER", donde mi poema aparecerá tanto en la pagina web como en un transporte publico de la ciudad de Seattle, WA. Dear Enmanuel, Congratulations! Your poem “Mi Cuerpo de Agua” has been selected for the [...]

La pila de agua

En el penumbroso traspatio, después de lavar la ropa esa noche de verano a las 3 de la mañana, el mezcal, la mujer y la luna, en encuentro improvisado, tienen como testigo a la enorme higuera que da sombra al lavadero y a la refrescante y pintada de azul pila de agua. En una mano [...]

Mis raíces…

Crecen  lentamente y lentamente se expanden,  infinitas y tímidas se alimentan pero no cesan, lo devoran todo y todo nunca es suficiente, quieren más. Por mi boca fluyen sonoras,  lo cambian todo cual prosa dorada de letras que destellan, pero nunca las escuches de mas... huye! escóndete! ellas mienten, un mundo sin estructura no puede ser [...]

La mujer y el arte…

El arte, dicen por ahí, no tiene género... se alimenta insaciable de todo aquel que ose invocarle entre su fulgurante locura y diáfana elocuencia, devorándose en trozos la cordura cual ave de rapiña e invadiendo venenoso todo nuestro sistema para al final, ya instalado en nuestras venas, dirigirnos somnolientos en un viaje sueño/realidad sin retorno, [...]